top of page
  • Foto del escritorGalenergy

RECICLANDO EL FUTURO: LEYES Y CAMBIOS EN EL CONSUMO PARA PROTEGER LOS OCÉANOS

Durante los últimos tiempos, se ha avanzado significativamente en el desarrollo de marcos normativos en favor del reciclaje y en la desincentivación del uso de materiales difíciles de degradar, como el plástico. El Día Mundial del Medio Ambiente de este año que se celebro el pasado Lunes 5 de Junio, se centra en frenar el consumo de estos materiales y promover un comportamiento más responsable por parte de las empresas y los ciudadanos.


La comunidad internacional ha tomado conciencia de que el plástico genera residuos que dañan la vida silvestre, contaminan los mares y océanos, e incluso se infiltran en la cadena alimentaria. Cada año, más de seis millones de toneladas de residuos contaminantes, de los cuales entre un 60% y un 80% son plásticos, terminan en los océanos.


Se han adoptado acuerdos importantes en los últimos tiempos para abordar este problema. Uno de los más recientes fue en la COP15 sobre diversidad biológica, donde los países se comprometieron a avanzar en el objetivo de convertir un 30% de zonas terrestres y espacios marinos en áreas protegidas para 2030. También se espera renovar un 30% de las zonas degradadas para ese mismo año.


Si la Cumbre de París unificó las acciones contra el calentamiento global, el objetivo ahora es preservar la biodiversidad para garantizar la supervivencia de todas las especies. Los plásticos representan una amenaza invisible, como los microplásticos que flotan en los mares y océanos. Estas diminutas partículas plásticas tienen un impacto negativo en la fauna marina, ya que muchos animales las ingieren, lo que a menudo resulta en la pérdida de vidas o la propagación de infecciones.


Es crucial invertir en investigación para encontrar soluciones efectivas y promover el ecodiseño por parte de las empresas. Además, cambiar los hábitos de consumo y comprar de manera responsable, eligiendo envases con material reciclado, reutilizando y separando los residuos, también es fundamental.


En España, se aprobó recientemente la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que incorpora las directivas europeas sobre residuos y plásticos de un solo uso. Esta normativa incluye nuevos impuestos sobre los envases de plástico no reutilizables y el depósito de residuos en vertederos, con el objetivo de hacer más eficiente el reciclaje y aumentar la recuperación de plásticos.


El reciclaje de plásticos a nivel doméstico está más extendido en España, con millones de toneladas de envases reciclados en 2022, lo que ha ahorrado recursos naturales y reducido las emisiones de dióxido de carbono. La innovación en el reciclaje de plásticos permite crear nuevos envases y objetos, y las empresas están cada vez más comprometidas en el uso de materiales reciclados.


El reciclaje industrial también desempeña un papel importante, convirtiendo los residuos en recursos mediante el uso de plástico reciclado en lugar de materia prima virgen. España es uno de los países europeos con mayor capacidad de reciclaje instalada por habitante, pero aún hay mucho por hacer para reducir la cantidad de residuo.




Comments


bottom of page