top of page
  • Foto del escritorGalenergy Energía renovable

Nuevas tecnologías para transformar las hidroeléctricas

Las hidroeléctricas están experimentando una transformación significativa gracias a la implementación de tecnologías innovadoras. La inteligencia artificial y las plantas de bombeo se están convirtiendo en pilares fundamentales para el futuro de esta fuente de generación sostenible de energía.


Desde su origen, la humanidad ha buscado controlar el agua para diversos usos. Las centrales hidroeléctricas han sido un gran avance en este sentido, y ahora, las tecnologías de la cuarta revolución industrial, como la inteligencia artificial, el análisis de datos y la robótica, están llevando estas instalaciones a un nuevo nivel. En España, las grandes empresas de energía renovable han invertido en ciencia de datos e IA para predecir el rendimiento de la red, mejorar la eficiencia y seguridad de las presas, así como para desarrollar vehículos autónomos para inspecciones.


Sensores de ruido, tecnología IoT y sistemas de monitorización avanzados han revolucionado la detección de anomalías, la gestión de equipos y la seguridad en las centrales hidroeléctricas. Estos avances no solo han mejorado la eficiencia operativa, sino que también han permitido una mejor adaptación a los desafíos, como la sequía que ha afectado recientemente la producción de energía hidroeléctrica en España.


En un contexto donde la energía eólica y fotovoltaica están superando a las hidroeléctricas debido a la sequía, las expectativas de las fuentes limpias para superar el 50% del consumo total de energía son cada vez más cercanas. La sequía ha sido un desafío, pero se espera que la situación se revierta. Mientras tanto, las plantas de bombeo están cobrando relevancia, ofreciendo un sistema cerrado que no depende directamente de la lluvia, permitiendo almacenar y usar la energía en momentos de exceso de potencia.


El futuro también trae innovaciones inéditas: un equipo de científicos en China está desarrollando un proyecto en el Tíbet que empleará inteligencia artificial para construir una presa. Esta IA coordinará máquinas autónomas que irán construyendo capas de cemento y otros materiales para erigir la estructura de una forma innovadora y eficiente.


Estos avances muestran que la combinación de tecnología de vanguardia y las tradicionales plantas hidroeléctricas abre nuevas posibilidades, mejorando la eficiencia y la adaptabilidad de esta fuente de energía renovable, allanando el camino hacia un futuro energético más sostenible.



Comments


bottom of page