Impulsan una central solar capaz de dar luz a todas las casas de la Noguera

Impulsan una central solar capaz de dar luz a todas las casas de la Noguera

Los proyectos en trámite plantean doblar la energía fotovoltaica instalada en Lleida

La zona on es planteja la macrocentral solar, en terrenys de Balaguer i de Térmens.

© La zona on es planteja la macrocentral solar, en terrenys de Balaguer i de Térmens.

MAITE MONNÉ

Un promotor gallego proyecta ocupar más de 300 hectáreas de Balaguer y Térmens con paneles fotovoltaicos y crear así una de las mayores plantas solares de Lleida, con una producción equivalente al consumo anual de todas las viviendas de la Noguera. Los proyectos en trámite plantean doblar la potencia de energía solar instalada hasta ahora en Lleida.

Una empresa con sede en Galicia, Galenergy SL, proyecta instalar cien mil paneles fotovoltaicos en una superficie de 307 hectáreas comprendida entre los términos municipales de Balaguer y Térmens, para crear así una de las mayores centrales solares previstas en las comarcas de Lleida. La propuesta, que ha iniciado su tramitación ante la Generalitat, apunta a una instalación de 40 megavatios (MW) de potencia, una cifra solo superada por los 45 MW previstos para otra macrocentral en Seròs. Su producción se estima en más de 72.000 megavatios/hora (MWh) al año, el equivalente al consumo medio anual de más de veinte mil viviendas. Son más casas de las que están habitadas en el conjunto de la Noguera, según los últimos datos del Institut Català d’Estadística (Idescat).

La construcción de esta gran central solar en la Noguera, bautizada como Baldomar y todavía en los primeros pasos de su tramitación, requerirá una inversión de casi 22,5 millones de euros. Se planeta en pleno resurgimiento de las instalaciones fotovoltaicas, gracias en buena medida a la caída en los precios de los paneles solares y otros componentes: cuestan un 80% menos que hace una década, lo que las hace viables incluso vendiendo electricidad a precio de mercado, sin primas a las energías renovables. También lo ha favorecido la supresión de barreras legales como el llamado “impuesto al sol” que penalizaba el autoconsumo.

 

Una de las preocupaciones es que los proyectos no se consensúen con los municipios afectados

 

A las macroinstalación prevista entre Balaguer y Térmens y la proyectada en una cantera abandonada en Seròs, se suman otras instalaciones construidas a lo largo del último año y proyectos para otras en municipios como Tremp, Talarn, Alguaire, Anglesola y Les Borges, entre otros. Muchas de ellas presentan una potencia superior a un megavatio. En conjunto, suman una potencia conjunta de más de 91 MW. Superan así la de todos los paneles solares instalados en la última década que vierten energía en la red eléctrica en Lleida. Al fuerte despliegue de esta fuente de energía, se suma el resurgir de los parques eólicos tras años de paralización, aunque con preocupación en el territorio (ver desglose).

Lleida

Los alcaldes de la Segarra afectados por la instalación de seis parques eólicos (como avanzó SEGRE el 2 de febrero) estudian una estrategia común para participar en el proceso de autorización. El alcalde de Talavera, Ramon Trullols, explicó que la mayor preocupación es que los molinos obtengan permisos sin contar con el consenso del territorio que los acogerá.

Trullols señaló que Talavera valorará de forma negativa los proyectos cuyos promotores no negocien compensaciones para el municipio, como es el caso de Green Capital Development y Naturgy. Otra preocupación es saber si será vinculante el informe que hagan los ayuntamientos. Trullols apuntó que “nosotros no aceptaremos imposiciones”.

Los alcaldes de la Segarra han mantenido diversas reuniones. En la última, el pasado viernes, participaron los de Talavera, Sant Ramon, Sant Guim de la Plana, Estaràs e Ivorra. Todos ellos están preparando ya alegaciones e informes sobre los diferentes proyectos. Para Trullols, el papel de los municipios ha de ser relevante en la negociación de los seis parques eólicos que se proyectan en la Segarra. Talavera ya tiene uno en servicio.

No Comments

Post A Comment